Un ciclo

Pero no.

          En esta hora, la nostalgia

no viene del ayer,

sino del ahora mismo,

del solohaceuninstante que estabas a mi lado,

rasgando

con tus dientes de niña

la penumbra,

rompiendo la raíz de mi tristeza

y alzando en su lugar un árbol de alegría.

ÁNGEL GONZÁLEZ  “Palabras casi olvidadas”

 

Un ciclo se cierra. Una silueta lenta y delgada llega a la estación a las dos y cuarto; se va de la estación a las dos y cuarto del día siguiente. Llueve más fuerte que cuando llegó, hace un día. Su cuerpo está allí, a punto de subir al tren; su pulsión ida, su corazón quieto. Su centro emocional le avisa de un único y fino presagio, que resuena en su cabeza y en las entrañas de la estación, como si las paredes supieran…

¡Que ha caído en la noche!

se ha arrimado a la terraza,

ha escuchado tu tempo y olor a versos recientes,

a éxito y cerveza.

No estará, no, pensando en ti como algo urgente; no serías, no, el silente ciclón que impaciente lo alejara de la playa. Se pierde el tren en la mañana húmeda, las gaviotas se revuelven bajo las gotas mansas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s