A todo y a nada

Estar a todo y a nada es mi especialidad,

pero estando a nada, estoy a todo

(a todo a todo… tampoco).

Combino la nada y el todo

como el poeta al hablar,

que no dice mucho y muestra todo

a los que solo “a todo” están.

¡Hay que pensar en nada para estar en todo, señoras, -y

señor, que me mira raro al fondo-!

Todo es poco cuando se trata de amar, o nada es poco..

No intentemos abarcar todo,

nada dejemos de intentar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s