últimos días de diciembre

I. Luna, Alex y Marina

Pocas veces ocurre el sentir que aún nos rodea el buen salvaje, que se te pongan los ojos del entendimiento y sientas que no hay límite entre la posibilidad y la imposibilidad. Se agota el frío en Nueva York, cruzamos la Quinta Avenida y me descubro restos de nieve en las botas, entiendo el mapa de Manhattan, bendigo estos segundos a su lado.  En el café de Greenwich, al oeste de Union Square hablamos de vidas pasadas. Por una vez soy guía en la noche, de mi calma dependen los pasos, nos acercamos a los bordes de la duda y nos lanzamos.

II. On the subway

At the subway, I like to look at people in the middle of the eye. I look intensively, as if trying to find somewhere at the bottom of a kind body a tiny part of my soul. People are afraid of losing balance when the metro starts to move, they rapidly grab the bar. That’s why I cannot find a spark of me in New York’s underground today.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s