Aún

No encuentro el lazo que atado

me oprime sutil las costillas.

No puedo ser constante

como la línea:

cuando esta se bifurca, yo me desdibujo.

 

Aún soy un ovillo desecho en el piso, sin gato,

enredado de recuerdos.

 

Aún existe en la hoja,

en la mesa y en el árbol

un retazo de mi, una excusa,

un reclamo,

una brizna firme de tarde

que vuelve a quedarse en mi estancia,

una la luz, que, sustituta del acto

baña la colcha,

antes del beso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s