sendero o laberinto

Conozco laberintos,

gracias a ti.

Y míos ahora, sí,

de tu mano.

 

Laberintos que se vuelven senderos

si te miro

y consigo detener tu mente,

un momento

Y te quito el abrigo

Y ya estamos más iguales

más ligeros

más cerca de la piel

 

Pero abres el laberinto difícil de nuevo

y ya no sé si soy sendero

que nació para un día tuyo

(mi día eterno).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s