Crecer

Hay cierto ajetreo de mañana en el parque. El sol mueve a los niños y sienta a los abuelos, que los cuidan.

Paseo, utilizo el suelo de apoyo y me asombro de no encontrar en el columpio la proximidad que busco. No hallo escondite en estos árboles: ya no es mi fin el parque, es tan solo mi camino a la biblioteca. Encuentro ahora la proximidad en el libro, mis ojos mueven las páginas, las hojas me abren a una selva, a una invención multiplicada de islas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s