parque de invierno

15.

I’m finding some roots,

I’m clearing my mind,

 

Me gusta el humo saliendo del té

es infinito.

Y el vaso lleno que aún quema,

no me lo puedo beber y se queda sobre la mesa.

 

La espera,

el silencio.

 

I’m up in the woods,

I’m down on my mind

I’m building a ship to slow down the time.

 

Es ese momento, antes del acto

en el entretiempo, el interludio

(pues siempre contamos con un acto anterior),

en el que puedes encontrar la madera,

el sonido

el agua rompiendo, la hoja en la cima,

lo ruidoso del tiempo,

 

o la erosión de la caricia

que no bordea tu cama.

 

 

16.

 

Los copos de nieve caían sin ser percibidos.

 

La mayor racha de viento

del norte, bien frío,

ha pasado por la ciudad.

Por tu falda, por mi cara

por tu pelo,

por mis botas.

 

Nos ha dejado las manos heladas.

 

Ha dejado

paisajes blancos, tejados mojados

y un hombre que día tras día

fotografía copos de nieve,

que antes caían inadvertidos.

 

No había dos estrellas heladas iguales.

Él vio cómo aquella estructura de hielo acantilada,

suave y fría,

se hacía gigante en la retina de la cámara.

 

 

Cristales de nieve,

Inviernos de una vida.

 

Antes de que él los fotografiara

su belleza helada se suspendía en el aire y

desfallecía, para ser enterrada por otros copos,

vasta nieve.

 

¿Serían entonces copos o sombras de lluvia blanca?

 

Cristales de nieve,

inviernos de una vida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s